Maquillaje de mariposa para fiestas infantiles

El Martes, 30 Julio 2013.

Como realizarlo

En el post de hoy, os vamos a explicar como realizar uno de los maquillajes para fiestas infantiles más populares entre las niñas: el maquillaje de mariposa. No se trata de una reproducción real del rostro de una mariposa, sino que es un maquillaje donde interviene mucho la fantasía y la imaginación.
El primer paso es asegurarnos que tenemos todo lo necesario. Como productos básicos para cualquier maquillaje, necesitamos toallitas húmedas para bebé (son menos agresivas que las toallitas desmaquilladoras para adultos) y crema hidratante o bodymilk para niños.
Para ponernos ya manos a la obra, necesitaremos barras de maquillaje en diferentes colores, según nuestro gusto, y un botecito de purpurina. Para este maquillaje de mariposa los colores verde, azul, morado, rosa, blanco y amarillo pueden quedar muy bien. Como en el caso de las barras, la purpurina puede ser de cualquier color, pero las purpurinas plateada y dorada son muy fáciles de encontrar y siempre quedan bien.
Empezamos nuestro maquillaje limpiando la cara del niño o de la niña con una de las toallitas. Tras este paso, hidratamos la piel con la crema. Este paso es muy importante, ya que la crema hidratante crea una película protectora que puede evitar la aparición de alergias. Además, facilita mucho la retirada de la pintura tras la fiesta.
El maquillaje consiste en dibujar las alas de la mariposa en la cara del niño o niña. Estas “alas” pueden ocupar toda la cara, o dibujarse más pequeñas solamente en la zona de los ojos. El resultado es un efecto “antifaz” que queda muy bonito.
En el caso de querer dibujar unas alas grandes que ocupen toda la cara, la forma de las alas será como de dos óvalos unidos por un extremo. De esta manera, el dibujo se estrechará en la zona de la frente, barbilla, y los dos lados de la nariz. En el caso de dibujar unas alas como antifaz, dibujaremos dos rombos en cada ojo. El extremo superior e inferior tenderá a inclinarse hacia el exterior.
El uso de los colores es totalmente libre. Combinadlos según vuestra imaginación. Para daros una pequeña idea, se puede dibujar la forma de las alas en color blanco y a partir de ahí, rellenar el dibujo de fuera hacia dentro. Queda muy bien marcar los parpados de un verde o azul, pero de forma muy suave.
El relleno del dibujo puede ser muy variado. Pintar los extremos de un color diferente al del resto del dibujo, pintar el extremo superior del ala de forma diferente que el extremo inferior, etc. La purpurina será el toque final al maquillaje. Se puede colocar al lado de los ojos, en la zona de la frente, o dibujar pequeñas líneas en las alas. Es importante recordar no aplicar la purpurina muy cerca de los ojos, porque puede causar molestias.

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.